Es la tercera vez que vemos a la reina Sonia de Noruega lucir este maravilloso vestido amarillo, que esta vez ha recuperado para la celebración del 18º cumpleaños de su nieta, la princesa Ingrid Alexandra.

La princesa Ingrid Alexandra celebró su 18 cumpleaños el pasado viernes con una cena de gala en la que reunió a gran parte de la realeza europea en el Palacio Real de Oslo.


Moda

Fuente: Redacción Vía Noticias

Sonia de Noruega no pudo evitar ser una de las grandes protagonistas en las fotos oficiales de la ceremonia de su nieta. Y es que la elección de su look para esta ocasión fue un vestido amarillo efecto dos piezas con escote barco, volantes y falda plisada con el que ya se ha dejado ver en hasta dos ocasiones. La primera fue hace 25 años en la celebración de su 60 cumpleaños en la que combinó esta pieza con un elegante collar y un peinado recogido sujeto por una flor amarilla a juego.

La segunda ocasión en la que vimos a la reina decantarse por este look fue ni más ni menos que en la boda de los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia, celebrada en 2015. En aquella ocasión, la reina combinó su maravilloso vestido amarillo con un collar de perlas de varias vueltas muy elegante y un chal en color blanco roto con un bordado súper especial.

Pero la reina Sonia no fue la única en reciclar su vestido, y es que su nieta Ingrid también recuperó un vestido de su madre para su fiesta. Se trata de un vestido firmado por Alberta Ferreti en color burdeos con el que la princesa recibió por primera vez la Orden de Elefante, un detalle que le regalaron el príncipe Federico y la princesa Mary de Dinamarca.