El traje oversized de Letizia se impone como tendencia aunque estemos entrando al verano y ellos al invierno


traje oversized Letizia Ortiz

Fuente: Vogue

Fuente: Vogue Fuente: Vogue

La apertura de las colecciones al público por parte del Real Monasterio de las Descalzas Reales ha sido la ocasión escogida por la reina Letizia para salir una mañana del Palacio de la Zarzuela. La consorte ha pasado la semana entre recepciones allí, con la tenista Garbiñe Muguruza, y reuniones, como la que mantuvo junto al rey Felipe VI con el patronato de la Fundación Princesa de Girona. Para hacer frente a las bajas temperaturas de la capital en una mañana de diciembre, doña Letizia ha vuelto a lucir su abrigo por encima de los hombros, una costumbre que inició el pasado año y con la que parece dispuesta a continuar.

En su visita, la reina he echado mano de dos piezas clave de su armario. Por un lado, la royal ha recuperado el abrigo camel de paño que guarda en su armario desde 2010. Es una de las prendas que más ha repetido en estos más de diez años, pero no se conocía su procedencia. Ahora, gracias a la pericia de los fotógrafos, se ha podido saber que pertenece a una de las colecciones invernales de la firma Caramelo, una enseña gallega que tras muchas dificultades volvió a renacer en 2019 gracias al impulso del comercio online.

Fuente: Vogue Fuente: Vogue

La reina Letizia lo ha llevado sobre un traje sastre de sobra conocido para quienes siguen sus looks, pues lo estrenó a comienzos de 2020 y lo ha lucido en varias ocasiones. Se trata de un diseño con estampado príncipe de Gales de Hugo Boss, el modelo Jalorra, que tiene entre sus particularidades el lucir un patrón oversize y contar con una ligera campana en sus pantalones. Doña Letizia lo ha vestido sobre un top cruzado de punto del mismo color que el abrigo.

Como complementos, la royal ha vuelto a prescindir, una vez más, de bolso y ha escogido un par de salones de Hugo Boss a tono con el chaquetón. A modo de pendientes, doña Letizia ha escogido unos sencillos aros dorados. Una imagen diferente después del despliegue de grandes vestidos con el que sorprendió en su reciente viaje de Estado a Suecia.