El líder de Foo Fighters, Dave Grohl, volvió a subirse ayer a un escenario tras la muerte del baterista Taylor Hawkins, como invitado por Paul McCartney en el festival Glastonbury.

Grohl selló su regreso desde el Pyramid Stage para acompañar en guitarra voz a su amigo en "I Saw Her Standing There" y "Band on the Run", luego de tres meses de distancia tras la repentina muerte de su compañero.


Dave Grohl

Fuente: Telam

La última vez del ex Nirvana había sido en Buenos Aires, en el marco de la gira mundial de su grupo, cancelada tras la noticia que recorrió el mundo desde la colombiana Bogotá.

"Te amo Dave, gracias hombre, todos te amamos", bendijo el célebre anfitrión, en la vuelta del músico que hizo todo lo posible para llegar a tiempo pese a sucesivas cancelaciones de vuelos que sufrió para llegar desde Estados Unidos.

Su agrupación, que completan Nate Mendel, Chris Shiflett, Pat Semar y Rami Jaffee, anunció -con el apoyo de la familia de Taylor Hawkins- su vuelta en el estadio de Wembley de Londres para el 3 de septiembre y una segunda función en el Kia Forum de Los Ángeles el 27 de ese mes.